Menu

346

Ya no aguanto a mi suegra la quiero bien lejos

Le pedí a mi suegra que me prestara un destapador de inodoro, así que ella me preguntó por qué lo necesitaba. “Poop”, le respondí. -Ya te lo he dicho antes -susurró ella-, tienes que cagar un poco y luego flush, caga un poco y lugo flush. No puedes cagar todo de un cantazo. ¡Esta mujer no me deja cagar como yo quiera!

No comments yet.

Deja un comentario